Ludoteka.comLudoteka.com

Español
Euskaraz
English
Français

1212 jugadores conectados

ChaturangaChaturanga


Origen e historia

Descripción

Objetivo del juego

Desarrollo del juego

Movimientos

Capturas

Promoción

Jugar en Ludoteka

Recursos relacionados

Chaturanga: Imagen del juego

Origen e historia

Nos hallamos ante el juego mayoritariamente considerado como el antecesor del moderno ajedrez. Hay autores que lo consideran igualmente predecesor de los juegos de ajedrez chino y japonés (Xiang qi y Xoghi respectivamente) aunque estos extremos son más discutidos. Tales circunstancias provocan que el Chaturanga sea objeto de múltiples estudios que llevan a conclusiones diferentes respecto a sus normas de juego y la evolución de las mismas tanto en el tiempo como geográficamente. Nos limitamos aquí a recoger las ideas más aceptadas por los estudiosos del tema sobre su evolución hacia el Ajedrez Occidental, no pretendiendo en ningún caso tomar partido por unas u otras teorías por el hecho de incluirlas aquí o no hacerlo. Se quiere simplemente esbozar algunas de las características que contribuyan a situar este juego históricamente. Para un estudio más exhaustivo consideramos adecuado y absolutamente recomendable la lectura de los numerosos artículos y publicaciones existentes sobre el tema (algunos de los cuales vienen recogidos en links recomendados).

Las primeras referencias a un juego de este estilo parecen remontarse al siglo IV antes de nuestra era, en la India. Tales referencias se limitan prácticamente más al mundo de los mitos o se trata de citas tan genéricas que podría pensarse que se refieren casi a cualquier juego que se desarrolle sobre un tablero. Sí se tiene certeza y suficiente documentación de que en la India, 800 años más tarde cuando fue invadida por los persas en el S.III d.c., existía ya hacía tiempo un juego de tablero llamado Chaturanga.

La palabra Chaturanga quiere decir en sanscrito "cuatro fuerzas", "cuatro cuerpos". Ya aquí surge la primera controversia sobre el juego. Mayoritariamente se entiende que las cuatro fuerzas a las que alude el nombre se refieren a los cuatro cuerpos que componían los ejércitos de la India en aquellos tiempos (infantería, caballería, elefantes y carros), que se verían representados en el juego por cada una de las fichas. Sin embargo otros estudiosos entienden que las cuatro fuerzas a que alude el nombre es a los cuatro ejércitos (cuatro contrincantes) que en sus primeros tiempos se enfrentaban sobre el tablero de Chaturanga.

Efectivamente, en los primeros tiempos el juego enfrentaba a cuatro ejércitos de ocho piezas cada uno (cuatro soldados, una torre, un caballo, un elefante y un rey o rajah), con colores diferentes para cada uno de los ejércitos, guiados por un jugador cada uno. El juego se desarrollaba por parejas , siendo aliados los ejércitos situados frente a frente. El objetivo del juego era eliminar a los dos reyes de las fuerzas rivales. El rey de los de cada pareja de aliados que primero fuera eliminado cedería sus fuerzas supervivientes a su compañero.

Este planteamiento de la duplicidad de fuerzas peleando por un mismo fin parece ser el origen de que el juego evolucionase dando lugar a una nueva variante en la que el enfrentamiento es entre dos únicas fuerzas con cada uno de sus cuerpos doblado en número (dos caballos, dos elefantes, dos torres y ocho soldados), y pasando a convertirse el rey de uno de los ejércitos originales en el visir o consejero en esta nueva versión del juego.

Otra particularidad del juego en sus primeros pasos es que se desarrollaba mediante el lanzamiento de dados. No ha de concebirse de todos modos una evolución lineal del juego, que daría lugar a identificar exclusivamente tal empleo de dados con versiones arcaicas. Si bien queda claro que la versión de cuatro jugadores evolucionó a una versión de dos jugadores y sin dados, es un hecho que en algunas versiones y variantes muy modernas (a escalas históricas lógicamente) los dados estaban igualmente presentes (por ejemplo cuando al juego ya se le llamaba axedrez en España, hay constancia de que al menos había una variante del mismo en el cual intervenían los dados, como atestiguan "Los libros de axedrez, dados e tablas" de Alfonso X el Sabio de 1283).

No tardaron los persas, tras conquistar la India a cargo de la dinastía Sasánida, en adoptar el juego y comenzar éste así su lento periplo hacia occidente. Tampoco queda claro el nivel de responsabilidad que los persas tuvieron en la bipolarización absoluta de los contrincantes del Chaturanga en detrimento de la versión de cuatro jugadores, ni del no empleo de dados. Cabe pensar que ni ellos fueron los absolutos y únicos inventores de la nueva versión ni que asistieron como meros espectadores a una evolución simplemente contemporánea a su conquista, sino que todo fue más bien producto de la mezcla de culturas, inquietudes y tradiciones.

El nombre Indio de Chaturanga evolucionó al nombre Persa de Chatrang, y sí parece claro que el juego que emigró a Persia, la versión que allí se jugaba, era la más moderna de dos jugadores, se considere al Chatrag como la versión persa (de dos jugadores) del Chaturanga Indio (de cuatro jugadores), o simplemente una traducción persa de la palabra india que designaba un juego indio ya de dos jugadores. En definitiva, el Chaturanga pudo tener posiblemente dos grandes variantes (de cuatro y de dos jugadores), pero en todo caso el Chatrang se jugó siempre sólo entre dos personas.

La conquista árabe de Persia en el S. VII supuso un nuevo impulso para el juego ya muy popular en aquel país. Los árabes adaptaron el nombre del juego a su idioma, pasando a llamarlo Shantraj o Shatranj. Igual que hicieron los persas en la India los árabes lo adoptaron y fueron los principales responsables de su propagación hacia Occidente, principalmente a través de la conquista de la Península Ibérica, donde el nombre evolucionaría hacia Al Xadraz y de ahí hasta el Ajedrez.

Descripción

Describiremos aquí la versión que se ofrece para jugar, la más moderna y bastante similar en sus normas al moderno ajedrez.

Precisamente por su similitud con el ajedrez se explicará el Chaturanga desde los rasgos que lo diferencian del juego al que evolucionó y es hoy mundialmente conocido y practicado.

El Chaturanga enfrenta a dos jugadores sobre un tablero de 8x8. A diferencia del ajedrez el tablero no es un damero de dos colores sino que las 64 casillas son de un solo color.

Como en el ajedrez, cada jugador dispone de 16 fichas (blancas o verdes para uno, rojas para el otro); son las mismas que en el ajedrez y con idéntica disposición, salvo las siguientes diferencias:

  • Los dos alfiles se cambian por dos elefantes
  • La reina se cambia por un consejero o visir
  • La ubicación del rey y el consejero, sin que el color de las fichas sea relevante, será en las casillas centrales de la primera fila de cada jugador (como en ajedrez), pero situado el rey siempre a la derecha y el consejero a la izquierda

Objetivo del juego

Como en el ajedrez, el objetivo es dar jaque mate al rey contrario. El ahogo del rey, que en ajedrez provoca el final de la partida en tablas, en Chaturanga provoca la victoria del rey ahogado.

Desarrollo del juego

El desarrollo del juego es idéntico al ajedrez; salen blancas (o verdes), los movimientos son alternativos con posibilidad de capturas, buscando el mate del rey contrario; las características especiales se describen a continuación:

Movimientos

  • Peón: idéntico movimiento que en ajedrez con la particularidad de no poder avanzar dos casillas en su primer movimiento; siempre mueve una casilla hacia delante en su turno y captura avanzando una casilla en diagonal
  • Torre: idéntico movimiento a la torre de ajedrez: movimiento ortogonal en cualquier dirección con número ilimitado de casillas, sin poder saltar sobre fichas propias ni contrarias
  • Caballo: idéntico movimiento al caballo en ajedrez: Movimiento en L en cualquier dirección saltando por encima de fichas propias y contrarias
  • Elefante: movimiento en diagonal de sólo dos casillas (no una) tanto hacia delante como hacia atrás, pudiendo saltar sobre fichas propias y contrarias
  • Visir o Consejero: movimiento de una casilla en diagonal hacia delante o hacia atrás
  • Rey o Rajah: idéntico movimiento al rey del Ajedrez: movimiento ortogonal y diagonal de una casilla hacia delante y hacia atrás. Puede además a lo largo de la partida realizar una sola vez un movimiento en L como un caballo; dicho movimiento no puede ser realizado si el rey se encuentra en jaque. No existe el enroque.

Capturas

Las capturas se realizan como en el ajedrez, colocando una pieza en el turno propio, según los movimientos legales, sobre la casilla ocupada por una ficha contraria: la ficha capturada que ocupaba esa casilla se retira del tablero.

Promoción

Al igual que en Ajedrez, los peones promocionan al llegar a la última fila (la 1ª del contrario) pero no se convierten en la ficha que el jugador elija (en ajedrez generalmente la reina), sino en aquel tipo de ficha que al comenzar la partida ocupase la casilla a la que llega el peón. Se da además la limitación de que la pieza en la que se convierta el peón debe ser alguna de las ya capturadas al jugador que promociona el peón; de este modo, un jugador nunca podrá tener tres torres, tres caballos, tres elefantes o dos consejeros simultáneamente. Si el peón no promociona, permanece sobre el tablero sin posibilidad de moverse.

Jugar en Ludoteka

Jugar online con otros jugadores

Jugar en solitario: chaturanga

Recursos relacionados

Acanomas: Shaturanga

Another view on Chess

Chess Variants

The chess Page

Volver

Copyright © 2001-2017 Ludoteka.com  Jokosare S.L.  Todos los derechos reservados - Aviso legal